Arranca el Festival Otras Latitudes que presentará las obras ganadoras de las Muestras Regionales de Teatro

El #ComandanteOtelo, escrita por Xavier Villanova, abrió el Festival Otras Latitudes, que hasta el 2 de octubre, se presentará en los diversos escenarios del Centro Cultural del Bosque (CCB), para exponer, en funciones gratuitas, las obras ganadoras de las Muestras Regionales de Teatro 2017.           

CDMX a 13 de Septiembre de 2018.- El #ComandanteOtelo, escrita por Xavier Villanova, abrió el Festival Otras Latitudes, que hasta el 2 de octubre, se presentará en los diversos escenarios del Centro Cultural del Bosque (CCB), para exponer, en funciones gratuitas, las obras ganadoras de las Muestras Regionales de Teatro 2017.

La obra ganadora de la Muestra Regional de Teatro de la Zona Centro, bajo la dirección de Lisha Montaño, es una adaptación de Otelo de William Shakespeare.

La pieza pone en el centro de la discusión la temática de la violencia contra la mujer, los feminicidios, la igualdad y respeto de género, en un marco revolucionario, guerrillero contra la hegemonía de Estados Unidos y revela cómo los celos demuelen principios.

El lugar es Cundinamarcavenecia pero puede ser cualquier país latinoamericano, con su siempre sentimiento antiimperialista y su fraternales luchas libertarias, pero también, corrompido por intereses particulares, de ambición, de deseos de poder, de dinero o por el narcotráfico, entre otros.

Desdémona se representa en la historia de una famosa reportera de televisión, que abandona todo, fama, prestigio y seguridad económica por seguir el amor y los ideales que pregonaba su pareja, el comandante Otelo, el nombrado libertador de América.

Siete actores: tres actrices, cuatro hombres y dos músicos en vivo sobre un escenario, expresándose con acento argentino, colombiano, venezolano y mexicano, en una escenografía de cuatro sillas sobre templetes que brindan la atmosfera de un juzgado, ya sea en la ciudad, la selva o la montaña, generan un ámbito de guerra, de amor y de tormentas creadas por la desconfianza que despiertan los celos y la envidia.

Los guerrilleros, inconfundibles por sus trajes, desalineados, uno a semejanza de la imagen del Ché Guevara, en sus conflictos ideológicos, de interés de poder, y una prostituta despliegan los sentimiento libertarios, de agresión y de descalificación contra la mujer o de su reivindicación de sus derechos y de respeto.

Con un final trágico, pero alentador, la obra muestra que en la guerra de la vida cotidiana también hay miles de Yagos, guerrilleros sin escrúpulos cegados por la ambición y la envidia, a los que no hay que escuchar porque la muerte de una mujer es la muerte del amor, perdida la confianza en un uno mismo y en los demás. Es la pérdida de lo mejor que está junto a un hombre.

Xavier Villanova expuso que la historia “surge de la necesidad de tomar el clásico de Shakespeare y plantearlo en un marco latinoamericano. Se trabaja guerra de guerrillas, narcotráfico con un héroe especie Ché Guevara con una mezcla del Subcomandante Marcos que lucha contra los yankees, con una postura latinoamericana antisistema”.

El objetivo, “ver como la tragedia del dramaturgo inglés es contemporánea y los valores, los celos y la envía suceden en cualquier lugar del planeta”.

El mito se revitaliza con música en vivo con una excelente dirección llevado a la escena de la manera más viva, que el público logra conectarse con el discurso antifeminicidios, con toques de humor.

Al autor y al grupo de actores “le interesaba mucho poner en cuestionamiento a la mujer, porque Otelo es una tragedia muy conocida por los celos de un hombre que asesina a Desdémona, que la mata por celos”.

La obra es oportuna “en un momento donde la violencia contra las mujeres es tan fuerte que querrías tomar un tema que pusiera el dedo en la herida.

“De exponer si en un país con tantos feminicidios los hombres tienen una justificación para sus actos de violencia hacia la mujer por celos. De si en verdad, se puede justificar un crimen pasional o cualquier acto de violencia en nombre del amor”.

Precisó que en el Estado de Puebla se han incrementado notablemente los feminicidios, “se ha vuelto una zona muy insegura para la mujer. Se deseaba poner en cuestionamiento si hay una justificación para la violencia, la cual sea injustificable en cualquier circunstancia”.

En su opinión, la sociedad contemporánea siempre encuentra excusas para “los crímenes de odio que cometemos, justificamos un supuesto instinto animal para el maltrato a la mujer, y a otras personas”.

Villanova calificó la obra como esperanzadora porque “aunque concluye con una tragedia. Al final, todos estos muertos se levantan e invitan a la gente a sanar. Es un mensaje a tener un mundo más civilizado”.

La obra se presentó en la Sala Xavier Villaurrutia con las actuaciones de Adrián Ghar, Antonio Fortier, Belem López, Brenda Belaunzarán, Carolina Gómez de Orozco, Oscar Sergio Serrano, Pedro Giunti y Rodrigo Cea Bonta.

Las otras obras triunfadoras que se presentarán son: Todavía tengo mierda en la cabeza, ganadora de la Muestra Regional de Teatro de la región noreste, escrita por Bárbara Perrín Rivemar y dirigida por Luis Enrique Luna Barrios que narra los sueños de Janis, una chica que sueña con los finales felices y cree en el amor,  La función será el 23 de septiembre.

Casquito, obra ganadora de la Muestra Regional de Teatro de la zona sur, escrita, dirigida y actuada por Joan Alexis Robles, cuenta la historia de un niño de una comunidad chiapaneca para quien su padre es su ejemplo. Estará en el Teatro Orientación, el 26 de septiembre.

La puesta en escena Estudio de una depresión; la propia y la de los más cercanos, escrita por Roberto M. Belmont, Mauricio Caballero y Eduardo Gómez, triunfadora de la región centro occidente muestra la autoayuda de dos jóvenes.  Estará el 29 de septiembre.

El festival concluirá con la obra ganadora de la Muestra Regional de Teatro de la zona noroeste, No ser sino parecer, escrita por Sergio Galindo y dirigida por Paulo Galindo, quienes, además, actúan en el montaje junto con Francisco Verú y Saúl Barrios. El juego de la suplantación por un doble, acordado entre un actor que busca empleo y un candidato que enfrenta una situación difícil, se resolverá en esta comedia donde el espectador tendrá la última respuesta gracias a su imaginación. Con música en vivo de Isaac Peña, se presentará el 2 de octubre en el Teatro del Bosque, Julio Castillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *